Testamento

Poesía por Arnoldo Delgadillo, edición por Rogelio Flores e ilustración Gabriela García Landa

Quiero una muerte espectacular.

Morir, por ejemplo, en el atrio de la parroquia de mi pueblo, en medio de la función. Caer al suelo cuando los cohetes y las campanas son un solo sonido que se apodera de todo. Que mi último suspiro sea opacado por los sonajeros que entran devotos al templo.

No quiero morir en mi cama durante la noche dormido y sin sobresaltos.

Morir, por ejemplo, en un vuelo con rumbo al futuro. Ver desplomar las turbinas y fracturarse las alas. Que los gritos de todos se unan al mío. Sentir la despresurización y la vida libre, tomar el paracaídas que no abre, quedar reducido a cenizas en la tierra misma de la que provengo.

Quiero una muerte memorable, así como mi vida.

Morir, por ejemplo, con un hueso de pollo atorado en la garganta. Que alguien intente ayudarme en mi triste suceso al tiempo que todos dejan de comer sus platos y miran con atención. Que el hueso que me quite la vida sea el de la suerte, que el aire que ya no saldrá nunca se quede en mi corazón.

Categories:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.