Lado oscuro

Poema por Gabriela García Landa, ilustración por Tania Arriaga

Que me digas que me quieres, ya no es suficiente. 
Ya no basta que me veas, porque no me has visto toda. 
Que me digas que me quieres ya no es suficiente, 
porque adoras al lado hermoso, al que has visto, 
me aprecias como hada y todavía no como sirena. 


A mi otra yo no la conoces, es oscura… y ¿Qué tal si te asusta?
Si te ahuyenta, si no la quieres y yo no la perdono, 
si después de hacer las paces, por eso, también dejo de quererla.  


No puedo ocultarla, si lo intento me consume, me devora, 
me hunde en mi pena y no puedo volver, no respiro bajo el agua. 


No es mala, solo es más humana, menos diosa, más miedosa. 
Ha estado siempre a mi lado y vivimos mejor tomadas de la mano. 


Pero cuando llegaste, iluminaste todo, ella pasó a segundo plano, 
y lleva un rato añorando asomarse, salir de su escondite, queriendo saludarte, 
conocerte, que la mires como es, y que la toques, para que después 
cuando me digas que me quieres, te refieras a mi sombra,
a mi luz y a mí completa, con heridas de guerra, 
con tatuajes, con la sonrisa de siempre y los ojos lagrimosos. 


Con mis chistes y mis sueños y más íntimos deseos. 
Quiero presentarlos, con todo el miedo que me causa, 
porque si a ella también la quieres, 
aunque no me digas nada, es más que suficiente. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.