Versos sobre cuerdas

Versos por Alejandro Toussaint, ilustración por Gabriela García Landa

Me enfrenté a la inmensidad del mar, a los silencios del universo, al terrible nudo en el estómago que se siente cada vez que pienso en ti.

Luché contra los gigantes y contra las catástrofes, contra el horror de inventar e imaginar el momento en que partiste.

Recorrí los laberintos imposibles que dejaste sobre tu estela. Miré de frente a la nada en el espejo más de un millón de veces. Te grité. Te maldije. Te injurié.

Regresé infinitamente sobre los recuerdos hasta el punto de ya no recordar cuándo fue la última vez que nos vimos. Sin embargo, tatué la última vez que hablamos. El enojo. La impotencia. Un te quiero desesperado, acompañado de un yo también y el incesante sonido de las lágrimas contra el rostro, contra las manos, contra las miles de superficies que, como todo en la vida, perdieron una leve dosis de realidad. Como si a partir de esa llamada todo fuera un poco de ficción.

Me aventuré, entonces, en miles de sueños en los que en ocasiones incluso te encontraba, te hablaba, te abrazaba antes de que te desvanecieras o te convirtieras en alguien más y yo despertara con un grito aterrador, encontrando solo el eco como consuelo.

Tuve que recurrir a fantasías de otros universos, a momentos que nunca sucedieron, a geometrías irrealizables, para descubrir que mi propia arquitectura se había fragmentado a tal grado de no ser más que una utopía.

También regresé a la vida. A las primeras planas que cada día dicen menos. A los andares cotidianos. A pasos que innumerables veces caminan sin destinos específicos. A otros abrazos y otros llantos. A lo doloroso que es todo sin ti.

Sobre las heridas se abren nuevos cosmos de palabras, nuevos destinos y sonidos, paisajes inenarrables, todo tipo de magias y sinfonías, otras bifurcaciones y lenguajes incompresibles, como si una vez más tuviera que subir la piedra a la cima de la montaña con la falsa esperanza de volver a encontrar tus manos y no tu muerte.

2 thoughts on “Versos sobre cuerdas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.