Bastion 23, Palacio de dos caras

Bastion 23
Copyright Eloisa García Guerrero

Poesía por Gabriela García Landa, fotografía por Eloisa García Guerrero

Creado por el hombre a su imagen y semejanza, 
el mítico palacio de Bastion 23 tiene dos caras. 
Un costado mira a la grandeza; mira al mar. 
El otro ve hacia el ojo del huracán; dirigido a la ciudad. 


Palacio Fenicio que comprende la dualidad de nuestro cosmos. 
Palacio dividido en orgullos y en secretos, en realidades paralelas. 
Casa de verano, que se oculta del ardor con tendencias voyeristas. 
Hogar para el invierno, que invita con brazos abiertos al calor. 


Palacio que se parece a nuestra existencia, 
que reclama la importancia de una habitación fría, 
que intuye la necesidad del buen descanso, 
que enfatiza el valor de dirigirse al interior por temporadas. 


Palacio honesto, que no pretende nada, 
que guarda un espacio para el juego y el trabajo, 
que no rechaza al cobijo si es que le hace falta, 
que sonríe al exterior con sabiduría añeja; con dos caras. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.