Mujer sombría

Texto por Sebastián Velasco Rallo, arte por Gabriela García Landa, una continuación de Niña Luna – encuéntrenla en el feed-.

Veo a la lluvia
emanar de un rostro negro que grita
con furia eterna,
mientras desemboca constante
en ríos de sombras que juegan
con los jugos de la neblina inerte.

Árboles que se pierden en su fondo,
como un estanque de corales sombríos,
ramas que se entretejen como un nido
en un juego de música y molinos.

Un susurro que pulula como un canto
perpetrado por nadie sino la noche.
Aquí se escuchan los coros y los llantos
de una la lluvia que con el tiempo,
con un ritmo espectral,
se ha quedado bailando.

Es en esta noche en donde todos
los ecos de las mujeres se pierden
como filigranas en el umbral de las luces
de un farol ante los paredones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.