Soy Montaña

Fotografía por Juan Pablo Bernardi, Poeminimo por Gabriela García Landa

A veces soy montaña. Sabiduría inquebrantable. Belleza trágica. Imponente. Soy montaña. Misteriosa, generosa y repleta de secretos. Secretos reservados para los valientes que -enamorados de mis cambios y peligros- escalan hasta la cima con el afán de descubrirse, de develar su alma (jamás la mía) revelada en las alturas. Soy también caprichos; no todos vuelven si se aventuran en mis carnes.

Soy montaña, soy silencio, visión de águila, rocas pequeñas y gigantes de granito, viento helado que cala hasta los huesos, que alborota el pelo y retumba en los oídos. Soy libertad. Soy luz a todas horas, ganas de llorar, realización y duda, miedo, neblina, sorpresas, canciones. Soy verano e invierno en un solo cuerpo, en un solo minuto. Soy polaridades: paz y adrenalina, nieve virginal y vida. Soy la casa de locos y criaturas, de almas puras y espíritus malditos. Soy montaña. Soy vida siempre y a veces soy montaña.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.