Payaso triste

Copyright Eloisa García Guerrero

Fotografía por Eloisa García Guerrero, texto por Gabriela García Landa

Soy un payaso triste de existencia miserable. Mi nacimiento fue programado trágicamente. Destinado a vivir durante la época del llanto y de las guerras, en un tiempo en el que eran comunes y hasta esperadas las carcajadas voraces, ansiadas incluso en las pesadillas por los hombres que tocaban la paz tan sólo en sus memorias. 

Soy y fui un payaso triste. Hombre de negocios. Genio. Comerciante de desgracias, vendedor de espectáculos fantásticos diseñados para lograr escapar de la desdicha cotidiana. 

Soy un payaso triste. Genuino maestro por siempre recordado como un bufón revolucionario en años repletos de revoluciones, de oscuridad y de iluminaciones. De iluminados. De excéntricos que marcaron la historia incluso sin decir una palabra. Mimo de apariencia taciturna, con miles de otros logros y atributos no tan recordados, pero igual de memorables. Soy y seré por siempre, un payaso triste. 

-Charles. 

One thought on “Payaso triste

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.