¡Telas! ¡Telas!

Poesía por Sebastián Velasco Rallo, ilustración por Gabriela García Landa

 Me duele la cabeza, 
y desde hace algunas noches
hay un frío que se asoma.
Me recuerda a quien quisiera
ya no reconocer.

La sombra de un silencio que me observa
con risas macabras que me ofrecen,
en bailes de sus ninfas, el deseo
y el color de la piel mientras me besan
alrededor de la furiosa muerte.
Muerte que está hecha de viento.

Puedo ver de sus espaldas
emanar unas tijeras.
Garras sin profundidad
que nacen de su piel.

Tentáculos de piedra,
que son como las ninfas,
demonios hechos telares,
foscos, como la sangre.

Arañas que pululan
dentro de mi vientre
algo muy real
para ser algo físico.

Telarañas.
Que viven en mi cabeza
y ojos de cuarzo que la atraviesan.
Quítenme ya estas garras,
antes de que la noche
sea demasiado oscura,
antes de que yo
ya no pueda verla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.