No tiene miedo de morir

Maya Castrejón ©

Texto por Alejandro Toussaint. Arte por Maya Castrejón.

Se abren las puertas y de inmediato estás invitado a no leer. ¿Entonces? ¿Qué mirada puedes escoger? ¿Quién eres tú ya dentro de la exposición? Acaso el espectador de al lado vaya siguiendo tus pasos, las palabras de tus huellas. Te detienes ante un libro. ¿Seguro que es un libro? ¿No será una obra de arte? O solamente palabras. ¿Y si tú también solo eres un texto? ¿Un personaje de ficción? Palabras azarosas distraen tu mirada. Tamtam. Lenguaje. Los textos se mueven. Sonetos en caja. Sonetos para regalar. Sonetos disfrazados. Sonetos en voz alta. Las vocales de los sonetos. Sonetos en orden alfabético. Sonetos interrumpidos. Sonetos subrayados. Sonetos entre paréntesis. Sonetos musicales. Sonetos religiosos. Cuadrados. Estrofa. Me gusta mi cerebro, me gusta. Es un objeto. Sí. No. Sí.  Amor. Biblioteca. Y ¿cuál es el soporte? ¿Cuál el medio? Poemas onomatopéyicos. Numeraciones. Líneas. Cartas. Distintas segmentaciones de las páginas en negro. El papel. La desaparición del papel. De pronto estás escuchando (audio). Mirando (video). ¿Habrá todavía tiempo para los vendedores de arte? El movimiento de la cámara, de la mirada. 


Lees un chisme. Es una forma de comunicación. Marylin Monroe fue asesinada por la CIA. Declaración anónima que podría convertirse en arte. También hay rumores, calumnias y escándalos (documental). 


Sales al mundo. «La escritura no tiene miedo de morir. La escritura no tiene miedo de dejar de ser escritura». Comienzas de nuevo a leer. Pero ya lo sabes, todo es metáfora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.