Silenciado

Narración e ilustración por Gabriela García Landa. Edición por Ángel Castañón.

Solía hablar de amor más a menudo. Fantaseaba cada vez que veía a una ninfa solitaria recorriendo los pasillos sin preocupación. Me imaginaba que se aproximaba a hablarme, a preguntarme la hora o a pedirme que le indicara en dónde estaba su salón de clases. Más de una vez se cumplió mi fantasía y alguna belleza me dirigió la palabra. A veces con una sonrisa, otras veces sin siquiera voltearme a ver. Pero ni la fantasía ni la realidad fueron jamás más allá de un intercambio verbal frívolo e insignificante.

Y aún así solía hablar de amor noche y día, todo el tiempo; en la regadera, a la mitad de un examen, mientras hablaba con Jorge de futbol. Hablaba hasta por los codos de la niña que me gustaba. Hablaba conmigo, sobre todo. Hablaba de Cris, la niña más linda del mundo. Me felicitaba después de las vacaciones cuando me percataba de su bronceado o del aumento de pecas en su nariz. Habría sido un gran novio. Pero era un cobarde. Me flagelaba cuando mi mirada era muy obvia y la maestra me llamaba la atención causando risas y murmullos. Me odiaba cuando me topaba, sin querer, con aquellos ojos de pájaro feliz. Me avergonzaba y me hacía chiquito. Y después me convencía de que Cris nunca estaría conmigo. Probablemente encontraría a alguien más guapo, fuerte, rico y popular; pero en el fondo yo sabía que la merecía, porque si no me le acercaba era por ahorrarle el disgusto, la pena y la culpa de rechazarme y de silenciarme para siempre. Hablé de Cris en demasía y nunca hablé con ella.

Un día no regresó, escuché que se fue a vivir a Francia. Me dije que la extrañaría, pero después de unas semanas comencé a hablar de Mar y de Natalia y de Sammy. Hasta que dejé de hacerlo. No se porque ya no hablo de amor. Podría ser porque mi hambre no fue satisfecha. Jamás me amaron de regreso. No se si es porque nunca lo intenté. Y honestamente, prefiero no saberlo.

Categories:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.