El poema que nunca se escribió

Carta escrita por Maika Vera Martínez acompañada de dibujo a lápiz por Daniel Atilano Casillas

Anoche en mi sueño te soñé. Sueño vivo, violento, agrio.

Tu cara, ya distorsionada por el tiempo, ahora no me dijo nada. Y pensé, en mi sueño pensé, en escribirte un poema ¿Pero la inspiración? No, la inspiración nunca llegó.

Ahora me encuentro escribiéndote esto, esto que no me llevará a ningún lado, que no me llevará al pasado. Te estás dejando esfumar por mi memoria ¡Te estás dejando! ¿Y yo? Yo no hago nada. Triste, seca y abandonada. ¿Acaso no te importa? Ahora estamos muertos, tu no te aferras a nada y eso te causa gracia. Y yo solo te miro, enojada ¡Enojada porque te estás dejando! Y te diré una cosa: Ese poema no se escribió, no por falta de inspiración, sino por falta de motivación. Y mira que hubiera sido un poema hermoso… el poema que nunca se escribió. Ahora el poema está muerto, está muerto como nosotros dos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.