El ángel del miedo

Una pieza escrita e ilustrada por Daniel Atilano Casillas.

El empático me conoce; no por alguna cita de antemano acordada, sino porque reconoce mi presencia en todo momento. Es él quien sabe de mi cotidianidad, tan común cómo la del taquillero, él quien tiene una idea sobre la extensión de mi dominio, pero, nada más. Pues mi reino no tiene límite. Claro que a aquél dicho desborde le produjo cierta angustia que, no obstante, disminuyó tan pronto le ofrecí mi amistad. A quien dejó de huir le compartí mi dominio, y, con él, sentiré yo mismo el vértigo del desborde inédito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.