Possibilité

Todos hablaban de él. Llevaba siglos siendo una leyenda y algunas de las personas más exitosas y felices de la historia atribuían sus méritos –en gran medida– a la claridad que les había otorgado su encuentro con Lilith, el gran manzano. Los viejos relataban que solo dar una mordida a uno de sus frutos era suficiente para saber qué era lo que uno realmente quería en la vida y el camino para conseguirlo. Los jóvenes, escépticos, se negaban a creer en la existencia de la magia del manzano, pero durante la noche eran invadidos por sus sueños y se lo topaban dormidos. Los niños frecuentemente organizaban excursiones para encontrarlo saliendo del colegio y regresaban a sus casas por la noche, vencidos y sin éxito pero con mil y una anécdotas de sus aventuras por el bosque.